Trazo Publicidad

Ignacio Meza

DISEÑO GRAFICO & EDITORIAL

expose-seperator

Practicamente nací siendo diseñador. Desde pequeño les decía a mis padres que quería ser pintor, claro que sin saber que existía el oficio del diseño gráfico. Y conforme fue pasando el tiempo, fuí practicando y aprendiendo técnicas para dibujar, lo cual se lo agradezco a mi padre, quien sí sabía dibujar debido a sus estudios en la Academia de San Carlos.

Años después empecé a hacer trabajos más en forma, desde los clásicos logotipos hasta dibujos y presentaciones para el tío, la tía, el primo, el amigo, etcétera.

 

Una de mis primeras aportaciones importantes fue trabajar para la marca de motocicletas Indian Motorcycles, a la cual le hacía dibujos para imprimir en sus playeras. Eso no duró mucho debido a la llegada de las computadoras, lo cual hizo que me interesara en aprender muy rápido y a entrar en el mundo del diseño gráfico digital.

 

Al principio, quería estudia diseño publicitario, pero la vida me llevó muy rápido al diseño editorial, de lo cual no me arrepiento en absoluto.

 

Este mudo editorial me ha dado oportunidad de conocer cualquier tipo del ramo del diseño, también me ha enseñado a ser muy paciente frente a todo tipo de situaciones, desde la llegada del compañero nuevo, hasta tener a mi lado a diseñadores presuntuosos cuya vanidad la mayoría de las veces complica el trabajo en equipo.

 

En fin, esta pequeña introducción es para decir que me considero una persona muy paciente, amigable y honesta. Y que suelo ser muy persistente y trabajador.

 

También soy muy autodidacta. Si hay algo que me interesa o me llama la atención, de inmediato busco información al respecto y no me canso de ver tutoriales y de seguir aprendiendo.

Amo ser diseñador gráfico.

 

¿QUÉ ME GUSTA?

 

Hay muchas cosas que me gustan. Me agrada estar a la vanguardia, me gusta estar rodeado de familia y amigos, me encantan los deportes, la tecnología, la música (rock en general) el cine, la lectura y, por supuesto, una buena taza de café, una buena copa de whisky o una refrescante cerveza.

 

El futbol americano, que he practicado desde los nueve años, ha sido muy importante en mi vida tanto como mi familia y amigos. El futbol me ha enseñado a trabajar en equipo y a aprender a confiar con quien trabajas codo a codo y día a día, y también me ha enseñado el valor del honor y el respeto en sus muchas formas.

En el aspecto laboral me gusta ser muy dedicado, responsable y creativo. De alguna manera me gusta que la gente con la cual trabajo, ya sean mis compañeros o mis propios clientes, queden muy satisfechos con mis aportes.

 

Mi trabajo me ha llenado de varias satisfacciones. Una de ellas es que en algunos momentos me han pedido autógrafos, lo cual ha sido muy significativo porque me deja ver que hay lectores y estudiantes que de alguna manera siguen mi trabajo y que he podido tener alguna influencia en su formación.

Desde la partida de mis padres valoro muchísimo a la familia e incluyo a mis amigos, que de alguna manera se convierten en familia. Siempre trato de tenerlos a mi lado para cualquier tipo de situación, desde un gran festejo hasta un simple fin de semana, lo disfruto sobremanera.

 

MIS PASIONES QUE LLENAN MI ESPÍRITU

 

Una de ellas, reitero, ha sido el poder jugar y aprender del futbol americano. Casi todo en mi vida se rige o la veo como un gran partido de domingo en la mañana.

También, que he tenido la oportunidad de rescatar a cientos de animales en riesgo de calle, a los cuales ayudo a buscar hogares en donde los quieran, respeten y los vean como miembros de la familia.

Y, claro, el poder ayudar y apoyar a mi familia y amigos.

 

HE APRENDIDO A LO LARGO DE MI TRAYECTO DE VIDA

 

Que la vida es muy complicada y muy dura. Suele enseñarnos con golpes muy duros, y cuando se cree que la vida está resuelta, viene otra lección más y otra más y otra más.

Aun así, siempre trato de ver la vida con mucha admiración, mucho respeto y con muchísimo optimismo. Y siempre procuro estar dispuesto a dar el 100 por ciento y un poco más.